política de devoluciones de 365 días
Envío $8 - Gratis a partir de $49-
872-713-7578 - (días laborables de 9:00 a 17:00)
Idioma
Mis favoritos
Cesta

Cómo superponer collares

sin pasarse

Conseguir un look natural requiere de tiempo y esfuerzo. Parece una contradicción, lo sabemos, pero confía en nosotros.

Antes de leer esto, recuerda que las reglas están hechas para romperse, pero para hacerlo debes conocerlas, pues eso es lo que supone la diferencia entre desafiarlas a propósito y estamparse.

Regla 1: Ten en cuenta lo que te vayas a poner

Piensa que el collar es la parte superior de un conjunto de capas. Las camisetas de cuello en V o abiertas forman el mismo ángulo que un collar con colgante, así que si añades una cadena con forma de U puedes crear un desastre visual. Si vas a ponerte una cadena con una camiseta de cuello pico, procura que cuelgue lo suficientemente baja como para que las esquinas no se crucen. Las camisetas de cuello redondo quedan muy cerca del cuello, por lo que son una apuesta segura para usar con superposiciones.

Una camiseta de cuello redondo negra es la opción más segura, ya que se presenta como un escenario vacío para que tus collares brillen. Evita las camisetas con estampados llamativos e imágenes que capten la atención, ya que estas chocarían con tus collares.

Regla 2: Elige una pieza central

Con independencia del número de collares que lleves, uno debe destacar sobre los demás. Este hará la función de eje central de las capas, mientras que los otros servirán de apoyo. Si llevas dos cadenas, lo más probable es que la más gruesa o llamativa sea el centro de atención. Si mezclas collares y cadenas, entonces el colgante será lo que más destaque, por lo que debes elegir cadenas muy finas como complemento.

Cuando combines collares evita las piezas excesivamente llamativas. La superposición ya es lo suficientemente llamativa de por sí. Los collares expresivos están diseñados para captar la atención por sí mismos y transmiten un mensaje claro. Cualquier adición ensombrecería el mensaje y resultaría excesiva.

Si quieres saber más sobre cómo elegir el collar adecuado para ti, visita nuestra Guía definitiva de los collares para hombre.

Regla 3: Coordina los colores

Los metales deben ser similares, a ser posible, todos ellos. Si tu reloj es dorado, tus anillos, collares y hebilla del cinturón también deberían serlo. Esto es aún más importante si se trata de un grupo de accesorios juntos. Una vez que hayas seleccionado la pieza central, el resto de las capas deben tener el mismo tono.

Elige accesorios que vayan bien con tu tono de piel. Los colores cálidos y el dorado son apropiados para pieles de tonos cálidos, mientras que el plateado y gris favorecen a las de tonos fríos. La misma regla aplica a las capas que elijas. Combina siempre los colores cálidos con otros cálidos y los fríos entre sí. El negro, como siempre, queda bien con todo.

La única excepción es si la pieza central tiene un diseño de metales de dos colares, como nuestro collar de cruz de tres capas en dorado y plateado. Pero, incluso en ese caso, las capas se verán mejor si son del color que predomina en la pieza metal para que la mezcla se vea más natural.

Regla 4: La longitud y textura deben ser diferentes

Llevar varios collares de la misma longitud no es solo la receta perfecta para hacer que se enreden, sino que el conjunto en sí podría parecer una ilusión óptica. La distancia entre cada capa debe ser de 5 a 10 centímetros, o algo más pequeña si vas a usar 3 o 4 collares. En el caso de múltiples capas, puede haber varias piezas finas que vayan juntas, pero las cadenas pesadas y collares con colgantes tienen que tener espacio para respirar. Todo lo que haya entre tu cara y la capa más baja debe resultar igualmente atractivo.

Si todos tus collares tienen la misma longitud, todavía puedes crear capas con ellos gracias a un truco que comentaremos más adelante.

Las cadenas tienen diversas formas y las capas más atractivas visualmente son las que cuentan con varias de estilos diversos. Una cadena cordón, por ejemplo, quedaría bien con una barco para formar un conjunto de estilo náutico.

Regla 5: Dirigir el tráfico

Las miradas siempre tenderán a dirigirse a la pieza central de la superposición. Si quieres que se fijen en tu cara bonita, la pieza central debe ser la capa superior. Si prefieres que presten atención a tus increíbles pectorales, entonces debe ser la más baja y quedar unos 5 centímetros por debajo de la línea entre tus pezones. Para realzar la anchura de tus hombros y tu relativamente estrecha cintura, elige un collar con un colgante que cuelgue bajo.

Si quieres enfatizar la anchura de tus hombros y tu relativamente estrecha cintura elige un collar con un colgante que quede bajo.

Regla 6: Menos es más

Esta es otra de esas contradicciones que nos encantan. Hemos dedicado casi todo el artículo a explicar cómo llevar más collares...

Y eso está bien, pero solo Mr. T se puede permitir el lujo de cubrir su pecho entero cubierto de oro. Una cadena se impondrá sobre todo lo que haya a su alrededor, haciendo que los detalles pequeños y colgantes se disipen. A la hora de superponer collares, escoge siempre las piezas más ligeras, las cadenas más finas y los colgantes más pequeños. Tu pieza central debe ser un objeto de tamaño mediano y llamativo, y todo lo demás debe ir en consonancia con él.

Regla 7: No hay reglas

Ahora que ya conoces las reglas, ve un paso más allá. Experimenta con ellas, descubre cómo puedes romperlas y rediseñarlas para crear algo nuevo y divertido. Comparte tus mejores (y peores) estilos con nosotros en Instagram con #TrendhimTribe. Estamos deseando verlos.

Superponer collares de la misma longitud

*Solo funciona con cierres compatibles

  • Toma dos collares y conecta cada uno al extremo del otro:
  • Coloca los cierres en la parte de atrás de tu cuello y los extremos sobre los hombros.
  • Sujeta el extremo izquierdo con tu mano derecha y el derecho con la izquierda.
  • Lleva los extremos sueltos tras tu cuello y conéctalos.

Ahora puedes separar o acercar los cierres para ajustar el espacio entre los collares.