política de devoluciones de 365 días
Envío $7 - Gratis a partir de $49-
872-713-7578 - (días laborables de 9:00 a 17:00)
Idioma
Mis favoritos
Cesta
Mis favoritos
Cesta

El significado de la protección UV en las gafas de sol

Qué es, cómo funciona y por qué deberías tenerla en cuenta.

Vamos a aclarar una cosa: la protección contra los rayos UV no tiene nada que ver con el grado de oscuridad de las gafas de sol y el tema de la polarización es algo totalmente distinto. Todo esto son características fundamentales a la hora de elegir unas gafas, pero la información sobre su significado puede ser difícil de encontrar o entender. Así pues, aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre la protección UV de las gafas de sol.

Protección UV

Al igual que casi todo en el universo, la luz es una onda. La longitud es lo que determina el color que nuestro cerebro asigna a las ondas que nuestros ojos detectan. La luz visible tiene una longitud de onda de entre 400 y 700 nanómetros (nm). En el extremo más alto estaría el rojo (700 nm) y en el más bajo el violeta (400 nm). Este es el rango del espectro electromagnético que se ve como un color. 

La luz con una longitud de onda superior a los 700 nm es infrarroja. La luz infrarroja no se ve, pero se siente como calor sobre la piel. La luz cuya longitud de onda se encuentra por debajo de los 400 nm es ultravioleta. La luz ultravioleta se divide en 3 categorías: UV-A (de 315 a 400 nm), UV-B (de 280 a 315 nm) y UV-C (de 100 a 280 nm). La mayor parte de los rayos UV-C son bloqueados por la capa de ozono cuando entran en la atmósfera. El 95% de la radiación UV que sufre nuestra piel es UV-A, un agente que contribuye al envejecimiento de la piel. El 5% son rayos UV-B, que provocan quemaduras en la piel. Tanto los rayos UV-A como los UV-B dañan el ADN en las células cutáneas, causando mutaciones que pueden conducir al cáncer de piel, entre otros problemas de salud.

Cuando compras unas gafas con un “100 % de protección UV", eso significa que están equipadas con un filtro que bloquea todas las longitudes de onda que están en el rango UV (de 10 a 400 nm). La marca UV400 quiere decir que las gafas de sol pueden bloquear cualquier longitud de onda inferior a 400 nm.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre unas gafas de protección de UV400 y otras de 100 % UV? Ninguna. Uno es el término técnico (UV400) y el otro una afirmación sobre el mismo fácil de entender. Cualquiera de los dos tipos de gafas de sol protegerán tus ojos de la luz ultravioleta y te permitirán vivir tu día a día sin tener que preocuparte por si se te queman las córneas. Pero, como se indicó anteriormente, esto no tiene nada que ver con la oscuridad del tono. Al igual que las cremas de protección solar, las gafas casi transparentes también pueden brindar una protección UV completa, ya que bloquean longitudes de onda de luz que son invisibles de todos modos.

Los rayos UV están presentes durante todo el año y el uso de unas gafas de sol que brinden una protección UV del 100 % (UV400) es la mejor manera de reducir el riesgo de desarrollar trastornos oculares graves.

Tono (o tinte)

Así que ahora vamos a adentrarnos en la oscuridad. Cuando entrecerramos los ojos debido a la acción de la luz, se forman surcos en las esquinas de los ojos y a lo largo del puente de la nariz. Si haces esto de manera consistente y durante mucho tiempo, no solo te saldrán arrugas permanentes en esas zonas (patas de gallo), sino que también proyectarás una sombra sobre algunas líneas de la piel allí donde se pliega, provocando decoloraciones.

Las gafas de sol oscuras te permiten relajar los músculos que hay alrededor de los ojo y liberar la tensión del rostro durante el día. Quizá por eso las personas con gafas de sol parecen más relajadas y seguras de sí mismas en comparación con sus amigos que guiñan los ojos.

En este punto tenemos que advertir sobre un peligro. Muchas personas creen que las gafas de sol más oscuras ofrecen una mejor protección UV. Eso es completamente falso. Hay gafas de sol baratas (y de mala calidad) que disminuyen el brillo, pero no pueden bloquear la luz UV invisible. Estas gafas de sol son realmente peligrosas. ¿Por qué? Cuando los ojos se tienen que adaptar a la oscuridad, las pupilas se abren para dejar entrar más luz. Si tus gafas de sol se limitan a reducir la luminosidad, entonces las pupilas permitirán que entren más rayos UV a los ojos que si no las usaras. Si dejas que las pupilas se ditalen y la luz ultravioleta acceda libremente a los ojos, tendrás más posibilidades de desarrollar cataratas, degeneración macular e incluso un melanoma ocular, que es un tipo de cáncer raro. Por eso es importante informarse de las diferencias y saber qué longitudes de onda exactamente bloquean las gafas. Todas las gafas de sol que vendemos tiene una clasificación UV400, lo que significa que te protegerán del espectro UV al 100 %, con independencia de lo claro u oscuro que sea su tinte.

Para obtener la máxima protección frente a las arrugas y los daños causados por los rayos UV en los ojos y la piel de alrededor, las gafas de sol envolventes polarizadas UV400 son la mejor opción. "Como las gafas de sol solo protegen de la luz que atraviesa las lentes, las ondas que penetren a través de los laterales, o por encima y debajo de las gafas de sol accederán directamente a los ojos y a la piel sensible que los rodea. Entre el 5 y el 10 % de los cánceres de piel comienzan alrededor de los ojos.

Para descubrir más cosas sobre las gafas de sol, lee nuestra guía definitiva sobre gafas de sol.

Si ya estás preparado para comprar unas gafas de sol con la protección correcta, echa un vistazo a nuestra gama completa de gafas de sol aquí.

NO TE QUEDES SIN ELLOS

Pronto publicaremos un artículo completo sobre la polarización. ¡Si quieres recibir un aviso cuando lo publiquemos, así como información sobre nuestros lanzamientos de productos, consejos de estilo y ofertas especiales, únete a la Trendhim Tribe a continuación!

Conozco la Política de privacidad de Trendhim. Cancela la suscripción en cualquier momento.